Medidas preventivas derivadas del COVID-19 ➞

La forma de trabajar se ha ido transformando a lo largo del tiempo, por eso cada vez más empresas están adoptando el concepto de innovar sus oficinas a un ámbito más ‘saludable’. Pero, ¿cómo es una oficina saludable? Estos espacios se caracterizan por tener elementos que minimizan factores de riesgo que puedan afectar a los empleados, tanto físicos como psicológicos. 

En Central W te compartimos cuatro claves para crear una oficina saludable:

  • Mobiliario

Cuando se trabaja, los empleados se encuentran rodeados de muebles que asisten las tareas operativas, por lo que la ergonomía es importante.

Los muebles ergonómicos evitan dolores y otros problemas de salud en los empleados. Por eso es muy importante cuidar cada aspecto de tu oficina o lugar de trabajo. 

  • Flexibilidad

Es importante contar con espacios de trabajo flexibles que permitan que los colaboradores se adapten al lugar, que faciliten su comunicación y la transmisión de ideas.

  • Luz

Es importante un lugar bien iluminado, principalmente que haya espacios con luz natural, esto contribuye a crear un ambiente más saludable.

  • Acústica

Contar con un buen sistema de aislamiento acústico en todo la instalación, favorece la concentración de tus trabajadores.

Recuerda que lo más importante es que los colaboradores de la empresa, se sientan cómodos y en un ambiente de bienestar y seguridad. En Central W contamos con distintos espacios que fomentan la productividad y la creatividad, conócenos aquí.