Medidas preventivas derivadas del COVID-19 ➞

La revolución tecnológica de los últimos años lo está cambiando todo: no sólo cómo vivimos y nos relacionamos sino también (y, tal vez, muy especialmente) cómo trabajamos.

En Central W te damos tres recomendaciones para los nuevos trabajos de futuro:

Asumir la ola del cambio

Según Morgan,  autor del libro ‘The Future of Work’., hay cinco grandes tendencias que están marcando radicalmente el mundo laboral, y que van a definir cómo van a ser los trabajos en el futuro. Estas cinco corrientes vienen marcadas, por un lado, por los cambios demográficos y la aparición de la generación de los millennials y, por otro, por la influencia de la tecnología, que impulsa la globalización y movilidad. Todo ello conlleva nuevos comportamientos sobre cómo nos informamos, cómo nos relacionamos y cómo trabajamos. Y estas nuevas actitudes de nuestra vida personal se están introduciendo también en las organizaciones, transformándolas desde dentro.

Aprender a aprender

En un mundo en cambio constante, la única alternativa que tenemos es ser capaces de adaptarse al cambio. Y eso implica poder aprender nuevas cosas, entender nuevos contextos y saber aprovechar lo ya aprendido en escenarios que nos resultan completamente novedosos. Por esto Morgan asegura que cada persona, cada trabajador del futuro, debe mantener el control de su propio desarrollo personal y profesional, sin esperar a que las empresas o las instituciones educativas le proporcionen las habilidades que necesita para tener éxito.

Aprender a enseñar

En este nuevo escenario, no sólo los trabajadores y las empresas deben adaptarse: también los modelos de enseñanza y formación para el trabajo deben encontrar su nuevo espacio. En concreto, Jacob Morgan apuesta porque las instituciones educativas trabajen de la mano con otras organizaciones para anticipar cuál va a ser la demanda de habilidades en el futuro, qué trabajos se necesitarán y qué oportunidades existirán. Y, por supuesto, enseñar cómo aprender a aprender.