Medidas preventivas derivadas del COVID-19 ➞

Aunque el balance personal y laboral puede significar cosas distintas para cada individuo, los especialistas en salud y trabajo coinciden en seguir ciertas estrategias para lograr el equilibrio entre trabajo y vida personal.

En Central W te damos tres estrategias con las que puedes comenzar.

  • Desconéctate. Aunque los whatsapp y correos electrónicos, han creado expectativas de disponibilidad a todas horas, es necesario tener claro que tu horario de trabajo no es 24/7, por lo que te sugerimos apagar tu teléfono para que puedas relajarte de todo ámbito laboral.
  • Dile adiós al perfeccionismo. El secreto para el equilibrio laboral es dejar atrás el perfeccionismo y darle la bienvenida a la excelencia, que no es “perfecta” pero es suficiente.
  • Ejercicio y meditación. Basta con tomarse todos los días unos cuantos minutos para ejercitar el cuerpo y apaciguar la mente. Puede ser en las mañanas o en las noches, el objetivo es despertar a tu sistema nervioso parasimpático y poner en marcha a tu cuerpo mientras te liberas del estrés.

Es importante recordar que, aunque no siempre podremos tener equilibrio personal y profesional, al final del día somos nosotros los que tenemos la responsabilidad más grande: nuestras propias vidas.