Medidas preventivas derivadas del COVID-19 ➞

Los avances tecnológicos han acelerado la forma en la que funcionan ciertos aspectos del espacio laboral con el fin de incrementar los niveles de desempeño y productividad. Por tal motivo podemos asegurar que la tecnología bien estudiada, planeada y administrada, producirá cambios positivos notorios dentro de las organizaciones.

De alguna manera ya hemos avanzado hacia la evolución de oficinas, ayudados en gran medida por las tecnologías involucradas en las oficinas virtuales. Elegir una oficina virtual para operar tu negocio es una decisión importante que no debe tomarse a la ligera. Por este motivo, te decimos algunos aspectos que debes considerar antes de tomar la decisión final. 

  • Al contratar una Oficina Virtual, lo primero que debes considerar es la ubicación e instalaciones, recuerda que es la carta de presentación de tu empresa. 
  • Verifica que puedan brindarte ventajas como una dirección fiscal y comercial, servicio de recepción de paquetes y para tus visitas. 
  • Un estudio realizado por la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM, menciona que usando tecnologías como las empleadas en la oficina virtual, se puede incrementar un 10% a un 20% la productividad del trabajo.
  • Los recursos son totalmente compartidos, con la ventaja de que el cliente no tiene que invertir en equipo y mobiliario 
  • El cliente no cubre costos de salarios 
  • El cliente paga una renta mensual única por el espacio y los servicios que utiliza.

Una oficina virtual tiene muchos beneficios, desde los costos hasta los servicios que puedes tener. Conoce nuestras Oficinas Virtuales y descubre la nueva forma de hacer negocios.