Medidas preventivas derivadas del COVID-19 ➞

En la actualidad, el trabajo híbrido es la modalidad predeterminada de muchas organizaciones basadas en oficinas. Pero, ¿se mantendrá en el tiempo? ¿Y cómo evolucionará?

En un punto, es posible que las organizaciones se hayan visto tentadas a plantearse si realmente la oficina es tan necesaria después de todo. Sin embargo, si bien trabajar desde casa efectivamente demostró ser una opción viable en términos de productividad durante la pandemia, se hizo evidente que la oficina sigue desempeñando un rol importante a la hora de crear una cultura positiva en el lugar de trabajo y propiciar el bienestar de los empleados. Trabajar de forma presencial, al menos parte del tiempo, puede ser un recurso invaluable para lo siguiente:

  • Crear conexionesLas herramientas de colaboración unen a las personas, independientemente del lugar donde se encuentren. Y estas conexiones pueden afianzarse aún más a través de las interacciones informales que se dan cuando las personas comparten un mismo espacio físico.
  • Colaboración cara a caraEl paso al trabajo remoto permitió a las personas distinguir qué tareas es mejor realizar de manera independiente y cuáles tienen mejores resultados cuando se realizan de manera colaborativa. Este discernimiento ayuda a las personas a hacer un mejor uso de su tiempo: reservarse los días «remotos» para las cuestiones que requieren una concentración intensa en soledad y los encuentros presenciales para las tareas más colaborativas.
  • Mantener el equilibrio entre el trabajo y la vida personalCuando tu casa también es tu oficina y pueden contactarte las 24 horas, todos los días de la semana, puede ser difícil desconectarse. Asistir a un lugar de trabajo dedicado, al menos parte del tiempo, ayuda a restablecer ese límite tan importante entre el trabajo y el resto de la vida.
  • Capacitación y desarrolloCompartir el mismo espacio físico con colegas con mayor experiencia, al menos parte de la semana, puede facilitar a las personas la tarea de «aprender en el trabajo».

Sin embargo, si bien probablemente seguirán estando presentes por un buen tiempo, las oficinas serán muy diferentes en el futuro.