Medidas preventivas derivadas del COVID-19 ➞

Los retos que impone la actualidad demandan contar con profesionales altamente calificados, por lo que es fundamental atraer y retener colaboradores motivados y comprometidos. Para ello, la gestión de relaciones o TRM por sus siglas en inglés, es una solución tecnológica eficiente en la centralización de la información y gestión con base en datos. 

Básicamente, la gestión de relaciones se refiere a la mejora en las relaciones con el talento humano. Esta tiene tres componentes clave, en Central W te los explicamos: 

1. Asignación clave del talento 

Es fundamental dentro de la gestión de relaciones hacer una correcta movilidad interna en función de los objetivos y prioridades comerciales, pensando también en el desarrollo de cada colaborador. Esto motivará a los empleados y contribuirá con el crecimiento de la empresa. 

2. Experiencia del empleado 

La experiencia de los colaboradores comienza desde el reclutamiento, debes transmitir la cultura y valores de la empresa desde el comienzo, de ahí en adelante el proceso de onboarding e incorporación debe enfocarse en el conocimiento del empleado y su desarrollo para lograr un crecimiento mutuo. Apóyate en la tecnología para brindar una mejor experiencia. 

3. RRHH debe ser estratégico y lograr alineación 

Recursos humanos debe tener completamente claros los objetivos y prioridades de su empresa para así mismo gestionar, con ayuda de los líderes, a los equipos y alinear las actividades en cada área con el propósito de lograr el objetivo general de la empresa.

La gestión de relaciones con el talento debe ser un proceso continúo y estar presente desde el reclutamiento. Mantenerla trae beneficios como:

  • Impulsar la innovación 
  • Construir equipos más comprometidos 
  • Reducir la rotación 
  • Crear una marca de empleador sólida