Medidas preventivas derivadas del COVID-19 ➞

Antes de comenzar con el análisis de un producto o servicio, es necesario analizar el mercado al que van dirigidos, este análisis consiste en una puntual investigación que nos llevará a conocer los siguientes aspectos:

  • Público objetivo: El primer paso es delimitar el público al cual nos vamos a dirigir: es decir, los interesados en adquirir lo que ofreceremos.
  • Conocer las necesidades actuales del mercado: La nueva normalidad ha modificado la forma de consumir, pero sobre todo, lo que busca el cliente; además del producto o servicio que desees ofrecer, un aspecto fundamental es garantizar el bienestar de tus clientes en materia de salud.
  • Grado de satisfacción del público objetivo: Es importante sondear a tus actuales competidores para saber cuáles son sus puntos débiles y tómalos en cuenta como una oportunidad para así ofrecer un nuevo producto o servicio que llame su atención y sea atractivo.
  • Precio de venta promedio: Investiga cual es el precio promedio en el mercado de tu servicio o producto para que este pueda ser competitivo.
  • Valor añadido: Finalmente, proyecta cuánto estarían dispuestos a pagar por el producto tus posibles clientes a cambio de aportarles un valor añadido de los que actualmente carece el mercado.

Una vez tomado en cuenta lo anterior, en general, podemos responder a las siguientes preguntas para hacer un análisis de producto:

  • Estudio e identificación de nuestro público.
  • ¿Quiénes son nuestros clientes objetivos?
  • ¿Cuál es su principal problema en relación con el mercado objetivo?
  • ¿Cuáles de sus necesidades pueden ser cubiertas por nuestro producto?
  • ¿Quiénes son mis competidores en este mercado?

Realiza un análisis de tus competidores para observar sus debilidades y fortalezas, arranca tu negocio con una estrategia efectiva basada en información real y recuerda que en Central W contamos con 5 Business Centers ubicados en Polanco para que puedas comenzar a gestionar tu negocio de la mejor forma posible. ¡Contáctanos!