Medidas preventivas derivadas del COVID-19 ➞

Son muchos los emprendedores que cuentan sin tapujos aquellos momentos en los que tuvieron que acudir a los libros cuando se vieron en la tesitura de afrontar un nuevo reto con su startup y no tenían la más mínima idea de por dónde comenzar. 

En Central W te damos una lista de cinco libros que todo emprendedor debe leer:

  1.  ‘The E Myth Revisited: Why Most Small Businesses Don’t Work and What to Do About It’, de Michael E. Gerbe. El autor detalla en sus páginas la forma en la que un emprendedor puede poner en marcha su startup y lograr que estar funcione sin que sea necesaria su intervención.
  2. El talento nunca es suficiente’, de John C. Maxwell. En este libro se muestran 13 características que debe potenciar toda aquella persona que se anime a emprender para sacar el máximo partido a su potencial, y así  alcanzar todas las metas que se proponga.
  3. Enfócate: Trabajo Profundo – Reglas para el éxito enfocado en un mundo disperso’, de Cal Newport. El autor apunta cómo tratar de adaptarse a esta realidad, a los innumerables ‘inputs’ que recibimos en forma de n otificaciones en el ‘smartphone’, para así conseguir construir una startup sólida y con un futuro próspero.
  4. ‘Getting Things Done: The Art of Stress-Free Productivity’, de David Allen. En sus páginas, Allen apunta ciertos consejos sobre la productividad para poder construir un sistema que nos permita poner en marcha nuestras ideas, así como trabajar en aspectos concretos de las mismas cuando llegue el momento más idóneo para ello. Como bien apunta: “tu mente está para tener ideas, no para retenerlas”.
  5. ‘Great by Choice: Uncertainty, Chaos, and Luck — Why Some Thrive Despite Them All’, de Jim Collins. En este libro encontraremos consejos tan esenciales como: “cuando unes la excelencia con la innovación, multiplicas el valor de tu creatividad”. Al igual que este, sus páginas están cargadas de lecciones sobre cómo sobrevivir en un mundo sumamente competitivo y en el que tendrás que dar lo mejor de ti para prosperar.

De lo que se trata, al fin y al cabo, es de nutrirse con todo el conocimiento que atesoran quienes, de un modo u otro, han vivido el resurgir de grandes compañías y conocen cómo se las ingeniaron las personas que lo hicieron posible. Sus lecciones serán de enorme valor para quienes se atrevan a emprender, para así tener más certezas en un entorno de completa incertidumbre.